biomasa

Aproximadamente el 40% de la potencia térmica aportada por el combustible en un motor de combustión
interna es convertida en trabajo mecánico en el eje. El resto es evacuada a través de los gases de escape, el circuito de refrigeración principal (camisas y culatas), el circuito de refrigeración auxiliar (intercooler y oilcooler) y radiación.

Mediante la tecnología HRU de ENERBASQUE somos capaces de transformar gran parte de este calor en energía eléctrica, aumentando el rendimiento eléctrico del motor y, por ende, ahorrando combustible.
La máquina HRU nos permite trabajar con el calor del circuito principal, con el del escape o con una combinación de ambos, dependiendo la casuística.